TRATAMIENTOS LÁSER

Láser Diodo

IPI Alta Intensidad

Láser Diodo

  • ¿Cuántas sesiones se necesitan?
  • ¿Cómo actúa el láser en la zona de vello?
  • ¿Cada cuanto tiempo realizamos cada sesión?
  • ¿Qué mejoras se han incorporado a este tipo de láser?
  • ¿Debes tomar medidas antes del tratamiento?
  • ¿Debes tomar precauciones después del tratamiento?

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Se consideran necesarias entre 10 y 20 sesiones en facial, y entre 6 y 8 en zonas corporales. Aunque se notan los resultados desde la primera sesión, la depilación permanente se consigue entorno a los 2 años.

¿Cómo actúa el láser en la zona del vello?

El mecanismo de acción del láser de diodo es el mismo que el de otro tipo de láser: la Fototermólisis Selectiva. Gracias a la capacidad de absorber la emisión de la luz láser de la melanina presente en el tallo piloso y en el folículo del pelo que deseamos eliminar con láser, comportándose así como un cromóforo diana que se calienta al absorber la emisión láser y destruye así la matriz y las células germinales que dan origen al pelo.

Teniendo en cuenta que la presencia del tallo piloso pigmentado y los queratinocitos matriciales cargados de pigmento están presentes en la fase anagénica, es en esta fase cuando es más sencillo destruir el pelo, por lo que resulta inevitable que el tratamiento demore varios años hasta obtener la depilación total de la zona tratada.

¿Cada cuanto tiempo realizamos cada sesión?

Las sesiones de depilación láser empiezan realizándose cada 1,5 meses y después van espaciándose a lo largo del tiempo de forma que los últimos repasos se realizan cada 6 meses o más, pues es el tiempo que tarde en emerger el pelo residual.

Se estima que en un periodo de 2 años aproximadamente, o lo que es lo mismo, de 8 a 10 sesiones de seguimiento, estadísticamente se habrá estado en situación de disparar a todo el pelo corporal que pudiera haber entrado en fase anágena a lo largo del tiempo.

¿Qué mejoras se han incorporado a este tipo de láser?

Hay que destacar que la epidermis también tiene melanina y es importante neutralizar la absorción que pudiera hacer de la luz la melanina epidérmica para evitar quemaduras superficiales. Para tratar a pacientes con pieles oscuras, fototipos altos, con mayor seguridad y eficacia se ha mejorado tecnológicamente el láser diodo con el sistema SHR. Con este modo se trabaja a 10 hz, es decir, 10 impactos por segundo y con baja intensidad (7 – 8 julios de fluencia).

Esto hacer que el incremento de temperatura en la piel sea gradual y desde dentro hacia fuera, aportando mayor tolerancia en pacientes con mucha sensibilidad al calor y minimizando el riesgo de quemadura superficial.

Distintas zonas de depilación:

  • Zona mini: entrecejo, pómulos, patillas, labio superior, mentón, intermamaria.
  • Zona pequeña: cuello, nuca, areolas, axilas, línea alba, ingle reducida, manos, pies.
  • Zona mediana: hombros, dorsal, lumbar, pecho, abdomen, medios brazos, glúteos, perianal, medias piernas.
  • Zona grande: brazos completos, piernas completas, ingles completas.

Características de cada zona de depilación:

ZONA FACIAL: la cantidad de pelo activable que posee el ser humano en el rostro es muy superior al de otras zonas del cuerpo. Por eso, el número de sesiones a realizar en depilación facial es superior a otras zonas, estableciendo un protocolo de 6 – 8 sesiones como mínimo y una media de 10 – 12 sesiones.

  • Zona facial femenina: el pelo de la región facial femenina está sujeto a influjos hormonales; por eso, no podemos garantizar la desaparición absoluta del pelo, ya que los cambios hormonales pueden generar pelo nuevo a lo largo de la vida del paciente. Además, de los influjos hormonales normales pueden afectar al resultado del tratamiento disfunciones hormonales (como el síndrome del ovario poliquístico), que a veces es necesario controlar, además de someterse al tratamiento de depilación láser.

Al comienzo del tratamiento de depilación láser, las sesiones se realizan cada cinco semanas, después cada seis, y así sucesivamente. Solo se aumenta el intervalo de tiempo entre sesiones si el propio resultado lo permite.

  • Zona facial masculina: las zonas que se suelen depilar en el rostro masculino son el entrecejo, recorte de pómulos y recorte de barba en la zona del cuello.

A pesar de ser un pelo ideal para la depilación, la gran cantidad de pelo total que existe hace que el tratamiento requiera mayor número de sesiones que en otras regiones y que la molestia durante el proceso de depilado también sea mayor.

El intervalo entre sesiones comienza cada dos semanas y a continuación se espacian cada tres, y así sucesivamente. Solo se aumenta el intervalo de tiempo entre sesiones si el propio resultado lo permite.

ZONA CORPORAL: se obtiene un excelente resultado, por lo general, ya que en el cuerpo normalmente se produce pelo nuevo en la edad madura. Además, ese pelo es más grueso que en la zona facial y más pigmentado.

  • Zona corporal femenina: el número de sesiones de un tratamiento completo de depilación láser es de entre unas 6 – 8 sesiones, habiendo una diferencia de 2 sesiones aproximadamente entre las zonas más hormonales como areolas, intermamaria, axilas e ingles con el resto de zonas corporales menos hormonodependientes. Una vez transcurrido este periodo de tiempo, la paciente solamente tendrá que realizarse sesiones de repaso de forma muy esporádica.
  • Zona corporal masculina: la depilación de las zonas donde aparece el pelo en la pubertad sigue el mismo ritmo y nivel de resultados que la depilación corporal femenina. Sin embargo, la depilación de la espalda y del tórax tiene sus particularidades. El hombre comienza a tener pelo en la espalda y en el tórax a partir de los 20 años y puede estar produciendo pelo nuevo hasta los 45 – 50 años. Así, el tratamiento eliminará el pelo que presente el paciente en el momento de la consulta, pero debe saber que seguirá fabricando pelo nuevo durante años y que será necesario realizar sesiones de repaso de forma más frecuente.

¿Debes tomar medidas antes del tratamiento?

  1. No exponerse al sol o a rayos UVA durante 1 mes antes de la sesión.
  2. No utilizar sistemas de arranque del pelo 4 semanas antes de la sesión.
  3. Rasurar el pelo 3 ó 4 días antes de la sesión.
  4. Acudir a la sesión con la piel limpia.
  5. Hidratar bien la piel de la zona a tratar varias veces al día, al menos durante 2 ó 3 días antes de la sesión.

¿Debes tomar precauciones después del tratamiento?

  1. Inmediatamente después de la sesión, el paciente puede notar enrojecimiento, hinchazón o picor leve en la zona depilada. Estos síntomas forman parte de un tratamiento eficaz.
  2. Aplicar gel de aloe vera en la zona depilada 3 veces al día durante los dos días siguientes.
  3. Evitar tomar el sol durante los 7 días posteriores a la sesión.
  4. El pelo muerto será expulsado de los folículos en los días siguientes a la sesión, pudiendo tardar incluso 2 – 3 semanas. Cuando se expulsa, el pelo muerto puede parecer que sigue creciendo aunque realmente no lo sea.
  5. El paciente, si lo desea, puede rasurarse entre sesión y sesión un par de veces pero nunca abusar del rasurado.

IPI de Alta Intensidad

SOLICITA UNA CITA

Contacta con nosotros

Envíanos un email y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.